top of page

Como hacer cambios positivos en tu estilo de vida


En la región europea, el sobrepeso y la obesidad han alcanzado proporciones epidémicas, con niveles de prevalencia más altos entre los hombres (63%) que entre las mujeres (54%).


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 60% de los factores relacionados con la salud y la calidad de vida del individuo están relacionados con el estilo de vida.


Y es que hacer cambios sostenibles en el estilo de vida es un proceso que requiere tiempo, dedicación y paciencia. Los psicólogos han descubierto que se necesita una media de 66 días para que un nuevo hábito se convierta en automático, pero lo cierto es que crear y mantener cambios en el estilo de vida depende en gran medida de cada persona.


Consejos para mejorar los hábitos de vida


Por esta razón, es importante establecer cambios de hábitos que encajen en tu vida y darte tiempo, mientras encuentras el ritmo que te funciona. No es fácil encontrar la forma adecuada de motivarnos para elegir un mejor estilo de vida. Sin embargo, sabemos que hay varios factores comunes entre las personas que consiguen hacer cambios positivos:


1) Hacen un seguimiento de sus parámetros de salud. Para disfrutar de una salud plena, hay una serie de parámetros que se deben vigilar con cierta periodicidad, que deberá ser mayor cuanto más edad se tenga.


Presión arterial inferior a 120 mmHg sistólica y a 80 mmHg diastólica

IMC (una medida de la relación entre la altura y el peso) de menos de 27 o, mejor, una relación entre la cintura y la altura de 0,40 a 0,55

Colesterol LDL (un factor de riesgo de enfermedad cardíaca) de menos de 70 mg/d

Azúcar en sangre en ayunas (asociado a la diabetes) de menos de 106 mg/dL

El barómetro para el éxito en materia de salud es: puntuaciones normales en esos indicadores y asegurarse de tener las vacunas al día.


2) No consumen sustancias tóxicas, como el alcohol o el tabaco y siguen un programa de reducción del estrés.


3) Se miden mediante sensores de actividad (wearables) y otros parámetros. Así tienen información en tiempo real sobre sus hábitos de salud. Hacen un seguimiento de los pasos, los minutos de actividad, la frecuencia cardíaca, las calorías, la calidad del sueño y mucho más.


Aunque no a todo el mundo le gustan estas ayudas, la tecnología puede proporcionar una excelente forma de motivación al establecer puntos de referencia y objetivos. Y puede ayudarte a intentar alcanzar esos objetivos, especialmente cuando se combina con el estímulo de un entrenador. El toque humano es clave para que la tecnología tenga sentido y los cambios se mantengan.


4) Establecen objetivos realistas y alcanzables. Lo ideal es centrarse en construir un comportamiento cada vez. En lugar de esperar correr una maratón en seis meses, intenta correr 5km y trabajar hasta la maratón. Empezar por algo pequeño que puedas alcanzar y luego ir avanzando sobre esa base te ayudará a mantener el impulso y la motivación.


5) Tienen un compañero, o varios para llevar un estilo de vida saludable. Buscan un ecosistema integrado con su propia tribu, una comunidad de personas que se apoyan mutuamente en la consecución de sus objetivos. Tener un compañero (o compañeros) en tu búsqueda del cambio de comportamiento es la variable que más predice el éxito.


6) Buscan incentivos económicos por sus buenos hábitos. Los incentivos económicos significativos siempre han sido un motor de cambio de comportamiento. De este modo, las personas que han cambiado sus hábitos de salud de forma positiva suelen aprovecharse de mejores condiciones en seguros de salud, disfrutan de una mayor productividad laboral, una carrera más larga y también una menor preocupación por el impacto económico de la enfermedad al estar menos tiempo de baja.


50 views0 comments
bottom of page